lunes, 17 de julio de 2017

Era Paleoproterozoico

El Paleoproterozoico, es la primera era geológica de las tres que componen el Eón Proterozoico y que comienza hace 2.500 millones de años y termina hace 1.600 millones de años durando 900 millones de años. Es en esta era cuando los continentes se estabilizaron por primera vez. También se produjo la Gran Oxidación como consecuencia del proceso químico de fotosíntesis realizada por las cianobacterias. Durante esta época aparecen los primeros cinturones montañosos que sobreviven en la actualidad, como el Orógeno Wopmay de Canadá de hace 2.100-1.800 millones de años.

Visión geológica

Durante esta era se generan las primeras montañas a través de procesos parecidos a los fanerozoicos, aproximadamente hace 2.100-1.800 millones de años, en el Orógeno de Wopmay (Canadá), al oeste de la Bahía de Hudson. La secuencia de depósitos formados es la siguiente:

 Areniscas cuarcíticas
 Dolomías con estromatolitos y depósitos mareales y de laguna.
 Lutitas de aguas cada vez más profundas.
 Depósitos de tipo flysch, turbiditas de aguas profundas.
 Turbiditas carbonatadas en transición a facies con estromatolitos y grietas de desecación, medios profundos a someros.
 Depósitos de molasas fluviales materiales postorogénicos generalmente discordantes.

Existe un par de evidencias que apuntan a que dicha orogenia tiene las mismas pautas que las fanerozoicas:

 El paralelismo entre rocas ígneas-rocas metamórficas-cinturones con fallas y pliegues.
 Dichos cinturones contienen una secuencia similar a las actuales, Ciclo de Wilson.

Hubo glaciaciones en el Paleoproterozoico, como sugieren los primeros depósitos glaciares aparecidos al norte del Lago Hurón en el sur de Canadá, dentro de lo que se conoce como Formación Gowganda, Supergrupo Huroniano. Estos depósitos muestran varvas dropstones y tilitas con cantos estriados que se sitúan sobre 2.100-2.600 millones de años. Otras tilitas de edad similar se pueden encontrar en Finlandia, Sudáfrica e India, lo que nos indica que la glaciación tuvo una relevancia continental en el Paleoproterozoico.

Paleobiología

En el Paleoproterozoico se produce una gran expansión de los cratones que propicia el desarrollo de plataformas continentales con extensas comunidades de tapices microbianos que se manifiestan en el registro geológico por una gran abundancia de estromatolitos, ya abundantes y variados hace unos 2.200 millones de años. También empiezan a aparecer los acritarcos, fósiles que al no conservar una morfología distintiva son difíciles de identificar.

La atmósfera de la Tierra comenzó a tener oxígeno molecular durante esta era, y es posible, aunque controvertido, que los organismos eucariontes surgieran esta época. Las células eucariotas realizaron la endosimbiosis de una proteobacteria alfa que dio lugar a las mitocondrias que permiten que estas células usen oxígeno como aceptor de electrones en la respiración celular. A partir del Paleoproterozoico se empiezan a encontrar fósiles que podrían ser de eucariontes, sobre todo como compresiones carbonáceas megascópicas. De esta época datan los fósiles de las formaciones Gunflint Iron (Canadá) y Negaunee Iron (Míchigan). Los fósiles de Grypania spiralis proceden de esta última, y dado su tamaño (más de un cm), podría ser un alga filamentosa y el primer eucariota conocido. Sin embargo, otros científicos consideran que son colonias gigantes de bacterias.


Fósil de Grypania spiralis.

Subdivisiones

El Paleoprotorozoico se divide en cuatro períodos: Sidérico (o Sideriense), Riásico (o Riaciense), Orosírico (u Orosiriense) y Estatérico (o Estateriense).

miércoles, 12 de julio de 2017

Westlothiana


Significado del nombre: Westloniana fue nombrado por Smithson y Rolfe en 1990 y su  nombre significa “de West Lothian", hace referencia a la localidad donde fue encontrado.

Clasificación científica:
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Superclase: Tetrapoda
Subclase: Reptiliomorpha
Género: Westlothiana

Especies:
Westlothiana lizziae

Período que hábito: Viseense tardío (Carbonífero Temprano) aproximadamente hace 336 a 326,4 millones de años.

Localización actual: yacimientos de piedra caliza en East Kirkton condado de West Lothian, en Bathgate, Escocia, Reino Unido.

Hábitat: hojarasca de pantanos y bosques tropicales.

Dimensión: 20 centímetros de largo.

Tipo de alimentación: carnívoro,  posiblemente insectívoro.


Westlothiana es un género extinto de tetrápodo emparentado con los anfibios, aunque también posee características que lo aproximan a los reptiles, con cierto parecido físico a los lagartos. Es conocido a partir de una única especie, Westlothiana lizziae. La anatomía de Westlothiana tiene una mezcla de características tanto de los laberintodontes como de reptiles, y en principio se le consideró como el primer reptil. Muchos científicos lo situaron entre los Reptiliomorpha, que es un grupo hermano de los primeros amniotas.

Esta especie probablemente vivía cerca de un lago de agua dulce, donde cazaría a criaturas menores que habitaban en ese hábitat, posiblemente se alimentaba de miríapidos, opiliones e insectos. Era un animal delgado, con patas relativamente pequeñas y una cola larga. Junto con Casineria, otro fósil transicional hallado en Escocia, es uno de los más pequeños reptiliomorfos conocidos. El reducido tamaño lo hizo un fósil clave en la búsqueda de los amniotas más primitivos, ya que se cree que los huevos amnióticos evolucionaron en animales muy pequeños. Los rasgos avanzados que lo vinculan más con los reptiles que con los anfibios incluyen los huesos del tobillo sin fusionar, la carencia del repliegue laberintodonte de la dentina, la ausencia de la muesca óptica y un cráneo generalmente pequeño.

Westlothiana  probablemente ponía sus huevos en tierra y vivir todo el tiempo fuera del agua.

Algunos científicos interpretaron que el largo cuerpo y las patas pequeñas eran posibles adaptaciones para excavar, similares a las vistas en los actuales escincos.

La clasificación filogenética de Westlothiana ha variado desde ser un amniota basal, es decir, un "reptil" primitivo, hasta un lepospóndilo basal, en un análisis en el cual los lespospóndilos se derivan de Reptiliomorpha. La verdadera posición filogenética de Westlothiania es incierta, lo que refleja tanto la naturaleza fragmentaria del hallazgo como la incertidumbre que refleja la filogenia de los laberintodontes en general, esto ha llevado a la expresión "amniote primitivo", y como tal westlothiana marcarían el precursor evolutivo para las criaturas que se considerarían como verdaderos reptiles.

Hallazgos: Westlothiana es conocido a partir de dos esqueletos casi completos.

Eón Proterozoico

El Proterozoico (de πρότερος, próteros = anterior, temprano y ζῶον, zôon = ser vivo), una división de la escala temporal geológica antes también conocida como Algónquico o Eozoico, es un eón geológico perteneciente al Precámbrico que abarca desde hace 2.500 millones de años hasta hace 542 millones de años, durando 1958 ± 1,0 millones de años. Se caracteriza por la presencia de grandes cratones que darán lugar a las plataformas continentales. Las cordilleras generadas en este eón sufrieron los mismos procesos que los fanerozoicos. La intensidad del metamorfismo disminuyó en este momento geológico. La Tierra sufre sus primeras glaciaciones y se registra una gran cantidad de estromatolitos. Sin duda, supusieron un importante cambio en la biota terrestre. El período Ediacárico de finales del Proterozoico se caracteriza por la evolución de abundantes organismos pluricelulares de cuerpo blando.


Estromatolitos de los Andes Orientales en Cochabamba (Bolivia).

Geología

El registro geológico del Proterozoico es mucho mejor que el de la época anterior, el Eón Arcaico. Al contrario que los depósitos de agua profunda del Eón Arcaico, el Proterozoico posee muchos estratos que fueron depositados en extensos mares epicontinentales superficiales. Además, muchas de estas rocas están menos metamorfizadas que las del Arcaico, y un alto número permanecen inalteradas. Los estudios de estas rocas muestran que durante este eón se produjo acreción continental rápida y masiva (única del Proterozoico), ciclos de supercontinentes y la moderna actividad orogénica.

Las primeras glaciaciones conocidas se produjeron durante el Proterozoico. La primera, la Glaciación Huroniana, se produjo poco después del comienzo del eón en el Período Riásico y culminaron en el Período Criogénico con la hipótesis de la Tierra bola de nieve.

Gran oxidación

Uno de los eventos más importantes del Proterozoico fue el aumento de la concentración de oxígeno en la atmósfera de la Tierra. Aunque el oxígeno producido como sustancia de desecho por la fotosíntesis comenzó a producirse ya hace 2.800 millones de años, en el Eón Arcaico, el porcentaje de oxígeno en la atmósfera se mantuvo probablemente a sólo un 1% al 2% de su nivel actual hasta que los sumideros químicos (oxidación de azufre y hierro) se saturaron hace aproximadamente 2.450 millones de años, cuando comienza la Gran Oxidación. Las formaciones de hierro bandeado, que proporcionan la mayor parte de mineral de hierro del mundo son el resultado de estos sumideros químicos de oxígeno. La formación de estas estructuras cesó hace 1.900 millones de años.

Vida

Durante el Proterozoico se produjo la expansión de cianobacterias, de hecho, los estromatolitos alcanzaron su mayor abundancia y diversidad durante este período, con un pico hace aproximadamente 1200 millones de años.

Las primeras células eucariotas y los primeros pluricelulares se originaron una vez que se produjo la acumulación de oxígeno libre. Esto puede haberse debido a un aumento de los nitratos oxidados que los eucariotas necesitan, en contraste con las cianobacterias. Durante el Proterozoico también se produjo la simbiosis entre los proto-eucariotas y los antecesores de mitocondrias, para casi todos los eucariotas y de cloroplastos para las plantas y algunos protistas.

Los eucariontes podrían haber surgido hace unos 2000 millones de años, pero los fósiles más tempranos como los acritarcos, al no conservar una morfología distintiva, son difíciles de interpretar. Los primeros fósiles que pueden identificarse claramente como eucariotas son de Melanocyrillium, probablemente amebas con caparazón, de hace 760 millones de años.

Clásicamente, el límite entre los eones Proterozoico y Fanerozoico se fijó al inicio del Cámbrico, período en el que aparecieron los primeros fósiles de animales como trilobites y arqueociatos. En la segunda mitad del siglo XX, se encontró una serie de formas fósiles en rocas del Proterozoico, la denomina fauna de Ediacara, pero el inicio del Cámbrico, se ha mantenido fijo a 542 millones de años.


Dickinsonia, fósil de la fauna de Ediacara.

Subdivisiones

El Proterozoico está dividido en tres eras: 

Paleoproterozoico 2.500 – 1.600 millones de años.
Mesoproterozoico 1.600 – 1.000 millones de años.
Neoproterozoico 1.000 - 542,0 ±1,0 millones de años.


Resumen de eventos relevantes:

• Gran Oxidación – 2.500 millones de años
• Glaciación Huroniana – 2.300 millones de años.
• Atmósfera oxigénica– 2.050 millones de años.
• Posible primer eucariota– 1.800 millones de años.
• Expansión de los depósitos continentales– 1.600 millones de años.
• Posibles fósiles de algas rojas– 1.400 millones de años.
• Formación de Rodinia– 1.200 millones de años.
• Fósiles de acritarcos– 1.000 millones de años.
• Tierra bola de nieve– 850 millones de años.
• Formación de Pannotia, fósiles de metazoarios– 635 millones de años.

lunes, 10 de julio de 2017

Oxyaena


Significado del nombre: Oxyaena fue nombrado por Edward Drinker Cope en 1874 y su  nombre significa “Hiena Afilada".

Clasificación científica:
Reino: Animal
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Eutheria
Superorden: Laurasiatheria
Orden: Creodonta
Familia: Oxyaenidae
Subfamilia: Oxyaeninae
Género: Oxyaena

Especies:
Oxyaena lupina
Oxyaena forcipata
Oxyaena gulo
Oxyaena intermedia
Oxyaena pardalis
Oxyaena simpsoni
Oxyaena woutersi

Período que hábito: Paleoceno Superior y Eoceno Medio aproximadamente hace 55,8 a 50,3 millones de años.

Localización actual: Colorado, Nuevo Mexico, Wyoming en Estados Unidos.

Hábitat: llanuras y los bosques de América del Norte.

Dimensión: 1,4 metro de longitud.

Tipo de alimentación: carnívoro,  posiblemente pequeños animales como el Hyracotherium.


Oxyaena es un género extinto de mamíferos placentarios del orden de los creodontos, con un cierto parecido a un grueso gato o a un glotón, con un cuerpo robusto y patas cortas, Oxyaena era uno de los depredadores más temibles de su época. El cráneo, corto y rechoncho, poseía la dentadura típica de los animales carnívoros, con grandes colmillos puntiagudos y molares cortantes.


Contrariamente a los auténticos gatos era plantígrado y caminaba apoyándose en toda la superficie de sus pies; sus patas pues no aseguraban una carrera particularmente eficaz, es por ese motivo que se cree que el animal tendía emboscadas a sus presas para cazarlas.

El Oxyaena, aunque relativamente similar a los carnívoros actuales, pertenece al orden Creodonta, que muchos paleontólogos reconocen como los antepasados de los auténticos carnívoros. Se distinguen numerosas especies, pero la más conocida es Oxyaena lupina que vivía en Estados Unidos durante el Eoceno inferior.

Las especies del Paleoceno y las especies más primitivas de Oxyaena son incluidas a menudo en el género Dipsalidictis, aunque muchos especialistas sostienen que ambos géneros son idénticos.


Hallazgos: se han encontrado 7 muestras de Oxyaena, la mayoría de los especímenes han sido encontrados en Colorado.

martes, 4 de julio de 2017

Mesonyx


Significado del nombre: Mesonyx fue nombrado por Edward Drinker Cope en 1872 y su  nombre significa “Garra Mediana".

Clasificación científica:
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Infraclase: Eutheria
Superorden: Laurasiatheria
Orden: Mesonychia
Familia: Mesonychidae
Género: Mesonyx

Especies:
Mesonyx nuhetingensis
Mesonyx obtusidens
Mesonyx uintensis
Mesonyx uqbulakensis

Período que hábito: del Ypresiense al Luteciense del Eoceno aproximadamente hace 46,2 a 40,4 millones de años.

Localización actual: en las localidades de Colorado, Utah y Wyoming en Estados Unidos y China.
Hábitat: Llanuras.

Dimensión: 1,5 metros de longitud y se estima que llegaba a pesar entre 22,7 a 34 kilogramos.

Tipo de alimentación: Carnívoro,  posiblemente mamíferos de pequeño y mediano tamaño.


Mesonyx es un género extinto de la familia Mesonychidae, del orden Mesonychia, era un rápido depredador que habitó en el Hemisferio norte durante el Eoceno, y probablemente cazaba mamíferos ungulados herbívoros, moviéndose ágilmente sobre sus dedos, los cuales en vez de tener garras, finalizaban en pequeñas pezuñas. Su largo cráneo tenía una cresta sagital relativamente grande sobre el neurocráneo para sujetar grandes músculos mandibulares y darle así una poderosa mordida. Esto daría Mesonyx una mordedura aplastante que le permite matar rápidamente presas más pequeñas, así como mantener a animales más grandes que Mesonyx puede haber sido capaz de debilitar con mordeduras sucesivas.


Se ha identificado repetidamente con los lobos, debido a su tamaño similar y su apariencia general, sin embargo, no estaba directamente relacionada con los lobos modernos, Mesonyx apareció y desapareció mucho antes de que los antepasados ​​directos del lobo. Sin embargo, Mesonyx probablemente llenaba el mismo nicho ecológico que este depredador. No se sabe si Mesonyx cazaba en grupo, pero el pensamiento actual y la evidencia fósil sugiere que la caza en grupo en los mamíferos evolucionó con niveles más altos de energía e inteligencia del cerebro que se aprecia en miembros posteriores del grupo de los mamíferos carnívoros. Los primeros cazadores de mamíferos como Mesonyx generalmente se les atribuyen su comportamiento al instinto básico en lugar del desarrolló de comportamientos sofisticados.

Mesonyx, junto con otros miembros de la Mesonychidae eran probablemente algunos de los principales depredadores de su tiempo. Sin embargo, la aparición de creodontos como Hyaenodon y sarkastodon parece haber señalado la extinción de mesoníquidos como sus restos desaparecen del registro fósil durante el Eoceno tardío.

Mesonyx se utilizó como base para las primeras reconstrucciones de Andrewsarchus que es hasta ahora sólo conoce a partir de un cráneo. Debido a que el cráneo de Mesonyx es similar de forma pero más pequeño, esto condujo a estimar la longitud del Andrewsarchus en seis metros de largo y ser declarado uno de si no el mamífero terrestre más grande carnívoro de todos los tiempos. Sin embargo, los estudios modernos ponen ya en duda que Mesonyx pueda ser un buen modelo de cuerpo para el Andrewsarchus, por esto la mayoría de la comunidad paleontológica no considera que Mesonyx este tan estrechamente relacionado con el Andrewsarchus como se pensaba anteriormente.


Hallazgos: Se han desenterrado espécimenes de Mesonyx en Colorado, Wyoming y Utah en Estados Unidos y en China. Mesonyx uintensis del Eoceno superior de Wyoming posee un cráneo descrito con una longitud craneal total de 429 milímetros y una longitud facial de 206 mm. Otro espécimen de Mesonyx uintensis es conocido del Eoceno superior del norte de Utah. Dos especies adicionales Mesonyx uqbulakensis y M. nuhetingensis han sido descritas de principios del Eoceno en la Formación Arshanto en China.

Mesonychia

Los mesoniquios, a veces conocido por su antiguo nombre "Acreodi", son un orden extinto de mamíferos placentarios ungulados, de dieta carnívora, estrechamente relacionados con los artiodáctilos y con los cetáceos. Aparecieron durante el Paleoceno Inferior, se hicieron escasos en el Eoceno Superior y se extinguieron completamente cuando desapareció su último género, Mongolestes, a principios del Oligoceno. Los mesoniquios probablemente se originaron en Asia, donde fue hallado el género más primitivo, Yangtanglestes, procedente de principios del Paleoceno. Fueron también más diversos en este continente, donde esta presente en todos los registros fósiles extensos de la fauna del Paleoceno. Dado que otros carnívoros como los creodontos y condilartros eran escasos o estaban ausentes en estas comunidades animales, los mesoniquios probablemente fueron los mamíferos depredadores dominantes del Paleoceno en Asia. Un género, Dissacus, se extendió exitosamente en Europa y América del Norte a principios del Paleoceno. Dissacus era un carnívoro del tamaño de un chacal encontrado en todo el Hemisferio Norte, pero su género relacionado, Ankalagon del Paleoceno Inferior y Medio hallado en Nuevo México, era mucho más grande, alcanzando el tamaño de un oso. Otra especie grande que apareció posteriormente a principios del Eoceno en América del Norte fue Pachyaena, evolucionó en especies grandes que que superaban a Ankalagon en tamaño. En América del Norte, los mesoniquios fueron de lejos los mamíferos depredadores más grandes desde principios del Paleoceno hasta el Eoceno Medio.

Los mesoniquios tenían un parecido superficial a los lobos. Los más primitivos tenían cuatro dedos en las patas, lo cual probablemente le restaba agilidad para caminar, pero los mesoniquios posteriores tenían cuatro dedos terminados en pezuñas pequeñas y mejores adaptaciones para la carrera. De modo similar a los artiodáctilos corredores, los mesoniquios caminaban sobre sus dedos. Los mesoniquios probablemente era un grupo principal de depredadores, a pesar de que pudieron ser carroñeros en los ecosistemas de finales del Paleoceno y el Eoceno en Europa que era un archipiélago en aquel entonces, Asia que era un continente aislado y América del Norte que se hallaba aislada de América del Sur. La dentadura de los mesoniquios estaba formada por molares modificados para cortar verticalmente, pequeños molares inferiores similares a espadas y muescas dientes carniceros, pero carecían de dientes carniceros verdaderos. Los molares estaban comprimidos lateralmente y con frecuencia eran romos; eran usados probablemente para cortar carne y triturar huesos. Se cree que muchas especies eran piscívoras y que las especies más grandes eran preferentemente carroñeras.

Los mesoniquios fueron inicialmente considerados creodontos, pero actualmente están excluidos de ese orden y se les ubica dentro de su propio orden, Mesonychia, o en según otras clasificaciones, dentro del orden Condylarthra, como parte del superorden Laurasiatheria, que incluye también a artiodáctilos, perisodáctilos, carnívoros. Casi todos los mesoniquios eran en promedio más grandes que la mayoría de los creodontos y carnívoros miacoideos del Paleoceno y Eoceno.

Los mesoniquios poseen molares inusualmente triangulares, similares a los cetáceos, especialmente a los arqueocetos, también tienen una anatomía craneal similar y otros similitudes morfológicas. Por esta razón los investigadores pensaron por mucho tiempo que los mesoniquios eran los ancestros directos de los cetáceos, pero el descubrimiento de extremidades anteriores bien conservadas de arqueocetos y los análisis filogenéticos indicó que los cetáceos están más emparentados con los hipopótamos y otros artiodáctilos que con los mesoniquios. La mayor parte de los paleontólogos dudan que los cetáceos desciendan de los mesoníquios y en lugar de ello piensan que descienden de un ancestro común con los antracotéridos, un ancestro semiacuático de los hipopótamos. Sin embargo, la ubicación de los cetáceos junto a los hipopótamos exige excluir a Andrewsarchus, el cual con frecuencia se incluye dentro de los mesoniquios. Una posible conclusión es que Andrewsarchus no sea un mesoniquio y en lugar de ello esté más emparentado con los hipopotámidos. La actual falta de certeza refleja la naturaleza fragmentaria de los restos de un fósil crucial como Andrewsarchus.

Frases Celebres

"El hecho de la evolución está tan bien establecido como cualquier otro en la ciencia (tan seguro como la traslación de la Tierra alrededor del Sol)"



Stephen Jay Gould
1941 - 2002