domingo, 28 de mayo de 2017

Eón Arcaico


Cráter Dolomeu, el aspecto de la Tierra durante el Arcaico podría ser similar a este

El eón Arcaico, una división de la escala temporal geológica, es la segunda división geológica del Precámbrico. Comienza hace 4.000 millones de años, después del Eón Hadeico, y finaliza hace 2.500 millones de años, cuando comienza el eón Proterozoico, durando 1.500 millones de años. Las fechas se definen cronométricamente, en lugar de estar basadas en la estratigrafía. El límite inferior (punto de partida) no ha sido oficialmente establecido por la Comisión Internacional de Estratigrafía. En la literatura antigua, el Hadeico se incluye como parte de Arcaico. El nombre arcaico proviene del griego antiguo “Αρχή”, que significa “comienzo”, “origen”.

En este período se produce una evolución de la corteza terrestre, por lo cual tuvo que haber una tectónica de placas (movimiento de placas) y una estructura interna terrestre similar a la que conocemos hoy en día, aunque la diferenciaba el exceso de calor. Se calcula que había más actividad tectónica debido a la mayor velocidad con que se produce la litosfera, por lo cual también cabría esperar que hubiese mayor actividad en las dorsales y un mayor número de ellas, así como mayor actividad en las zonas de subducción y mayor número de placas y más pequeñas, evidentemente.


Tectónica de placas

Tierra

A comienzos del Arcaico, el flujo de calor de la Tierra era casi tres veces superior al que es hoy, y el doble que a principios del Proterozoico (2.500 Ma). El calor adicional puede haber sido debido al remanente de la acreción planetaria, en parte procedente del calor de formación del núcleo de hierro y en parte por una mayor producción de calor radiogénico por radionúcleos de corta duración, como el uranio-235. La mayoría de las rocas que aún sobreviven son metamórficas e ígneas. La actividad volcánica era considerablemente más alta que hoy, con numerosos puntos calientes, fosas tectónicas y lavas eruptivas incluyendo tipos inusuales como la de komatita.

Sin embargo, predominan las rocas ígneas intrusivas en los remanentes de los cratones de la corteza terrestre que sobreviven hoy. Estas son magmas que se infiltraron en las rocas, pero solidificaron antes de que pudieran llegar a la superficie de la Tierra. Como ejemplos podemos citar grandes placas fundidas y voluminosas masas plutónicas de granito, diorita, anortosita y monzonita.

La Tierra de comienzos del Arcaico puede haber tenido un diferente estilo tectónico. Algunos científicos piensan que, debido a que la Tierra estaba más caliente, la actividad de placas tectónicas era más fuerte que actualmente, resultando en una mayor tasa de reciclaje de material. Esto puede haber impedido la formación de cratones y continentes hasta que el manto se enfriara y la corriente de convección se ralentizara. Otros argumentan que el manto subcontinental litosférico era demasiado grande para subducir, y que la falta de rocas arcaicas es debida a la erosión producida por los eventos tectónicos posteriores. La cuestión de la actividad tectónica en el Arcaico es un área activa de la moderna investigación geocientífica.

No hubo grandes continentes hasta finales del Arcaico, los protocontinentes pequeños eran la norma, puesto que la alta tasa de actividad geológica impedía la coalescencia en unidades más grandes. Estos protocontinentes félsicos probablemente se formaban en los puntos calientes en lugar de en las zonas de subducción, a partir de una variedad de fuentes, diferenciación ígnea de rocas máficas para producir rocas intermedias y félsicas, magma máfica fusionando rocas félsicas y obligando a la granitización de rocas intermedias, fusión parcial de rocas máficas y alteración metamórfica de las rocas sedimentarias félsicas. Es posible que tales fragmentos continentales no se hayan conservados a menos que fueran lo suficientemente grandes o afortunados para evitar las enérgicas zonas de subducción.

Una explicación para la falta general de rocas hadeicas, de más de 3.800 millones de años, es la gran cantidad de desechos extrasolares presentes en el sistema solar temprano. Incluso después de la formación planetaria, existía todavía una gran cantidad de grandes asteroides y meteoritos que bombardeaban la Tierra hasta alrededor de hace 3.800 millones de años. Un aluvión particularmente grande de impactos, conocido como Bombardeo intenso tardío, pudo haber impedido la formación de grandes masas de corteza destrozando literalmente los primeros protocontinentes.

Agua y atmósfera

En este período, la atmósfera aparentemente carecía de oxígeno libre. Las temperaturas parecen haber estado cerca de los niveles modernos, incluso a los 500 millones de años de formación de la Tierra, con agua líquida presente, como lo demuestran algunos gneises muy deformados producidos por metamorfismo de protolitos sedimentarios. Los astrónomos creen que el sol era alrededor de un tercio de brillante que en la actualidad, lo que puede haber contribuido a la disminución de las temperaturas globales.


Gneises

Se piensa que en esta época había el mayor volumen de gases de efecto invernadero que en cualquier otro momento de la historia de la Tierra. Al finalizar el Arcaico, hace 2.500 millones de años, la actividad de la tectónica de placas puede haber sido similar a la de la Tierra moderna. Algunas cuencas sedimentarias bien conservadas y las pruebas de arcos volcánicos, fosas tectónicas intracontinentales, colisiones continente-continente y eventos orogénicos generalizados sugieren la formación y destrucción de uno o tal vez varios supercontinentes. El agua líquida era frecuente, y se conoce la existencia de cuencas oceánicas profundas por la presencia de formaciones de hierro bandeadas, sedimentación química y capas de sílex y basaltos.

Geología

Aunque se conocen algunos minerales del Eón Hadeico, las formaciones rocosas más antiguas expuestas en la superficie de la Tierra se formaron durante el Eón Arcaico o son inmediatamente anteriores. Se conocen rocas arcaicas en Groenlandia, Escudo Canadiense, Escudo Báltico, Escocia, India, Brasil, Australia Occidental y Sudáfrica. Aunque los primeros continentes se formaron durante este eón, estas rocas representan sólo el 7% de los cratones del mundo actual. Incluso considerando la erosión y destrucción de las formaciones anteriores, todo indica que la corteza continental formada durante el Arcaico equivaldría a sólo el 5-40% de la corteza actual.

En contraste con el Proterozoico, las rocas arcaicas son a menudo sedimentos de aguas profundas fuertemente metamorfoseados, tales como grauvacas, esquistos arcillosos, sedimentos volcánicos y formaciones de hierro bandeado. Las rocas carbonatadas son raras, lo que indica que los océanos eran más ácidos que durante el Proterozoico debido a la disolución de dióxido de carbono. Los cinturones supracorticales son típicos de las formaciones arcaicas y consisten de unidades de rocas ígneas máficas metamorfoseadas alternadas con rocas sedimentarias. Las rocas meta-ígneas se derivan de los arcos insulares volcánicos, mientras que los metasedimentos representan sedimentos de aguas profundas erosionados de los arcos de islas vecinos y depositados en la cuenca. Los cinturones supracorticales representan suturas entre protocontinentes.

Vida

Se encuentran estromatolitos por todo el Arcaico, siendo especialmente comunes a finales del eón. Los estromatolitos son importantes fósiles que se comienzan a formar hace 3.500 millones de años, con una abundancia máxima hace 1.250 millones de años. Posteriormente se redujo su abundancia y diversidad, si bien actualmente continúan formándose en algunos lugares. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los primeros estromatolitos con origen microbiano confirmado son de hace 2.724 millones de años.


La vida estaba presente probablemente durante todo el Arcaico, pero es probable que estuviera limitada a los organismos procariotas. Hace unos 3.500 millones de años, durante la Era Paleoarcaica, las bacterias comienzan con la fotosíntesis, que inicialmente era anoxigénica, por lo que no desprende oxígeno. En la actualidad, las bacterias verdes del azufre y no del azufre, y las bacterias púrpura realizan este tipo de fotosíntesis. No sería hasta hace unos 2.800 millones de años, durante la Era Neoarcaica, cuando surjan los primeros organismos capaces de realizar la fotosíntesis oxigénica (como las cianobacterias) y comiencen a liberar oxígeno molecular al medio ambiente.


Estromatolito formado por la actividad de cianobacterias

Los primeros seres vivos serían Procariotas (REINO MONERA) anaerobios. De su existencia nos han llegado microfósiles con edades máximas de unos 3.600-3.500 Ma:

Microfósiles de Bitter Springs Chert (Australia). Son los más antiguos que se conocen; de hace unos 3.600 ma. Pertenecen seguramente al grupo de las cianobacterias.

Microfósiles de Marble Bar (Australia). Tienen unos 3.500 Ma de antigüedad. Son cianobacterias y bacterias anaerobias.

Fósiles de Warrawoona. Fueron localizados en el noroeste de Australia. Son Estromatolitos un tipo de colonización biológica de la zona fótica. Datan de hace unos 3.450 Ma.

Fósiles de Fortescue (Australia occidental): estromatolitos formados por cianobacterias, organismos fotoautótrofos y responsables de la emisión de O2 a la atmósfera. Su edad es de 2.800 Ma.

Subdivisiones

La Comisión Internacional de Estratigrafía reconoce las siguientes subdivisiones (eras) del Eón Arcaico:


Resumen de eventos relevantes:

• Aparición de las primeras células anaerobias heterótrofas.
• Aparición de células anaerobias fotosintéticas, Cianobacterias.
• Primeras estructuras de origen biológico, Estromatolitos.
• Primeros continentes.
• Inicio de la tectónica de Placas.
• Primeras rocas sedimentarias más antiguas conocidas y depositadas en ambiente marino, rocas que representan la primera evidencia de hidrosfera.
• Comienza a liberarse oxígeno hacia la atmósfera.

jueves, 25 de mayo de 2017

Introducción

El Blog de la Vida  Prehistórica es una obra diseñada para para mostrar al lector de manera detallada el desarrollo de las principales y diversas formas de vida animal en la época prehistórica y actual que se encuentran extintas, indicando su clasificación científica, forma de vida y su integración con el medio que habito.

La  obra inicialmente está dividida en capítulos por eras y géneros, inicialmente se contempla abarcar los géneros más importantes, sin embargo la obra es abierta para tratar de detallar la mayor cantidad de géneros posibles.

Presentada en formato de Blog digital, esta publicación es completamente gratuita y no se pretende obtener ningún tipo de lucro más que la difusión de la información, concientizar al lector de las maravillas de la vida prehistórica y fomentar las prácticas ecológicas.

Toda la información obtenida para el desarrollo de este obra fue obtenida de varias fuentes a través de Internet, compilando y verificando los contenidos para mostrar al lector una visión general de la vida en la era prehistórica.

El Blog de la Vida  Prehistórica junto con el El Blog de la Vida Animal conforma el Proyecto Vida el cual pretende ser la obra más amplia en idioma español que describe todo el desarrollo de la vida animal en el planeta Tierra.

Avaceratops


Significado del nombre: Avaceratops fue nombrado por Peter Dodson en 1986 y su nombre significa “Rostro con Cuerno de Ava ", vienen del griego "ceras" (cuernos) y "ops" (cara), el prefijo Ava es en honor a Ava Cole, Su esposo Eddy Cole quien encontró el esqueleto y el epíteto de la especie lammersi honra a la familia Lammers propietarios de los terrenos donde se encontraron los fósiles holotipo.

Clasificación científica:
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Subclase: Diapsida
Superorden: Dinosauria
Orden: Ornithischia
Suborden: Neornithischia
Infraorden: Ceratopsia
Familia: Ceratopsidae
Subfamilia: Centrosaurinae
Género: Avaceratops

Especies:
Avaceratops lammersi

Período que hábito: Campaniense, Cretácico superior, aproximadamente hace 84,9 a 70,6 millones de años.

Localización actual: Formación Rio Judith en Montana, al noroeste de Estados Unidos.

Hábitat: Bosque húmedos.

Dimensión: 4,2 metros de longitud.

Tipo de alimentación: herbívoro,  vegetación baja, posiblemente en su mayoría angiospermas (plantas con flores), helechos, cícadas y coníferas.


Avaceratops es un género representado por una única especie de dinosaurio ceratopsiano, de pequeño tamaño respecto a los demás miembros de su familia, poseía una gran placa ósea en su cuello y dos cuernos en la cara, en algunas representaciones aparece con un tercer cuerno sobre el hocico, sin embargo, de esta parte del cráneo no se tiene aun una muestra, por lo que no se tiene certeza de este tercer cuerno.

Hallazgos: El primer  avacerátops holotipo (ANSP 15800) fue descubierto por una pareja de paleontólogos aficionados Ed y Ava Cole. En 1981 en Careless Creek Quarry en la Formación Río Judith de Montana, Estados Unidos, los restos fósiles parciales se encontraron en lo que habría sido un lecho de un arroyo en el Cretácico, se cree que este dinosaurio fue arrastrado y lavado después de muerto por la corriente, que dispersó y enterro los huesos en un banco de arena, El hallazgo consta de un cráneo casi completo, de casi todos los huesos de las patas, algunas vértebras y costillas. No se le dio nombre hasta 1986, Aparte de ser un ceratopsiano, se está poco seguro sobre la posición taxonómica de Avaceratops. Es un Ceratopsiano pequeño con la placa osea del cuello sólida, es decir que carece de las fenestras (aberturas) que son típicas de muchos otros géneros excepto Triceratops, por esto se piensa que es un antecesor del Triceratops y que ocupa una posición entre las dos subfamilias Centrosaurinae y Ceratopsinae, esta última opinión fue la propuesta por Penkalski y Dodson en 1999, otros paleontólogos opinaron que posiblemente podria ser un ejemplar juvenil por su pequeño tamaño corporal y lo relativamente pequeños de los cuernos y la cresta osea, posteriormente un estudio con tomografía computarizada del cráneo reveló fusión ósea completa lo que sólo se produce en los animales que están cerca de la edad adulta.

 En julio 1982 durante una visita con Cole al sitio descubrieron huesos adicionales, que a partir de 1984 fueron excavados por Anthony Fiorillo. 


En 1999 Penkalski y Dodson describió un segundo cráneo, MOR 692, de nuevo de un individuo más grande. Este ejemplar incluye el cráneo superior, con los cuernos en  la frente. 

miércoles, 24 de mayo de 2017

Eón Hadeico


El eón Hádico, Hadeico o Hadeano, una división informal de la escala temporal geológica, es la primera división del Precámbrico. Comienza en el momento en que se formó la Tierra hace unos 4.567 millones de años y termina hace 3.800 millones de años durando 767 millones de años, cuando comienza el eón Arcaico. La Comisión Internacional de Estratigrafía lo considera un término informal y no ha fijado ni reconocido estos límites. Etimológicamente, la palabra Hádico proviene de la palabra griega Hades que denominaba al inframundo griego, probablemente porque se lo relaciona con una etapa de calor y confusión.


Durante este período, probablemente el Sistema Solar se estaba formando dentro de una gran nube de gas y polvo. La Tierra se formó cuando parte de esta materia se transformó en un cuerpo sólido. Este es el período durante el cual se formó la corteza terrestre. Esta corteza sufrió muchos cambios, debido a las numerosas erupciones volcánicas.

Las rocas más antiguas que se conocen tienen una antigüedad de aproximadamente 4.400 millones de años y se encuentran en Canadá y Australia, mientras que las formaciones rocosas más antiguas son las de 3.800 millones de años de Groenlandia.

Durante este eón se produjo el bombardeo intenso tardío que afectó a los planetas interiores del Sistema Solar, hace 3.800-4.000 millones de años.

Rocas hádicas

En las últimas décadas del siglo XX los geólogos identificaron algunas rocas hádicas en Groenlandia Occidental, el noroeste de Canadá y Australia Occidental.

Los minerales más antiguos conocidos son los cristales individuales de zircón redepositados en los sedimentos del oeste de Canadá y la región Jack Hills de Australia Occidental. Los zircones más antiguos datados tienen 4.400 millones de años, muy cerca de la fecha estimada de formación de la Tierra.


Cristales individuales de zircón

Entre el material con el que se formó la tierra debió haber una determinada cantidad de agua. Las moléculas de agua se habrían estado escapando de la gravedad terrestre hasta que el planeta alcanzó un radio de aproximadamente el 40% de su tamaño actual; después de ese punto, el agua y otras sustancias volátiles se habrían conservado. Es esperable que el hidrógeno y el helio escapen continuamente de la atmósfera, pero la falta de gases nobles densos en la atmósfera moderna sugiere que algo catastrófico ocurrió en la atmósfera temprana.

Existe la hipótesis de que una parte del material del joven planeta fue aportado por el impacto que creó la Luna. La composición actual de la Tierra no coincide con la que tendría con una fusión completa y, por otra parte, es difícil fundir y mezclar completamente enormes masas de roca. Sin embargo, una importante fracción de material debió de ser vaporizado en este impacto, creando una atmósfera de rocas vaporizadas alrededor del joven planeta.

La condensación de las rocas vaporizadas tomaría dos mil años, dejando una pesada atmósfera de dióxido de carbono con hidrógeno y vapor de agua. Se formarían océanos de agua líquida a pesar de una temperatura en la superficie de 230 °C, debido a la fuerte presión atmosférica del CO2. Como el enfriamiento continuó, la subducción y disolución en el agua del océano suprimió la mayor parte del CO2 de la atmósfera, pero los niveles oscilaron fuertemente cuando aparecieron los ciclos de superficie y manto.

El estudio de zircones ha revelado que el agua líquida debe haber existido ya hace 4.400 millones de años, muy poco después de la formación de la Tierra. Esto requiere la presencia de una atmósfera.

Subdivisiones

Dado que pocos rastros geológicos de este período han sobrevivido sobre la Tierra, la Comisión Internacional de Estratigrafía no ha reconocido ninguna subdivisión hádica. Sin embargo, se distinguen varias divisiones principales del Eón Hádico en la escala de tiempo geológico lunar, que se utilizan a veces de forma no oficial para referirse a los mismos períodos en la Tierra.

Resumen de eventos relevantes:

• Formación de la Tierra por acreción de planetesimales hace aproximadamente unos 4.567 Ma.
• Formación de la primera atmósfera (sin oxígeno).
• Gran bombardeo meteorítico o bombardeo intenso tardío.
• Formación de la Luna a partir de material arrancado de la Tierra por el choque con Theia hace aproximadamente 4.533 Ma.
• Formación de océanos primitivos.
• Formación de la litosfera.
• Formación de las primeras rocas.
• Mineral más antiguo conocido: un zircón de 4400 Ma.

martes, 23 de mayo de 2017

Supereón Precámbrico

El supereón Precámbrico es una división informal de la escala temporal geológica, es la primera y más larga etapa de la Historia de la Tierra, más del 88%, que engloba los eones Hádico, Arcaico y Proterozoico. Este supereón comenzó cuando se formó la Tierra, hace entre 4.567,9 y 4.570,1 millones de años y terminó hace 542,0 (±1,0) millones de años. Duró aproximadamente 4.027 millones de años y dio paso al Eón Fanerozoico, Era Paleozoica del Período Cámbrico. El estudio del Precámbrico es muy complejo, pues en general las rocas formadas durante este tiempo están muy transformadas por diferentes ciclos orogénicos (deformación tectónica, metamorfismo, etc.) y los fósiles son muy escasos.

Las rocas precámbricas son principalmente ígneas y metamórficas. En Sudáfrica, Cratón de Kaapvaal, en Australia Occidental, Cratón de Pilbara y en Groenlandia se encuentran las rocas terrestres más antiguas datadas en 3.800 millones de años aproximadamente.

lunes, 22 de mayo de 2017

Frases Celebres

 “Todo ser vivo es también un fósil. Dentro de él, todo el camino hasta la estructura microscópica de sus proteínas, conserva las huellas y hasta los estigmas de su ascendencia”



Jacques-Lucien Monod
1910- 1976

Escala temporal geológica

La escala temporal geológica, escala de tiempo geológico o tabla cronoestratigráfica internacional es el marco de referencia para representar los eventos de la historia de la Tierra y de la vida ordenados cronológicamente. Establece divisiones y subdivisiones de las rocas según su edad relativa y del tiempo absoluto transcurrido desde la formación de la Tierra hasta la actualidad, en una doble dimensión: estratigráfica y cronológica. Estas divisiones están basadas principalmente en los cambios faunísticos observables en el registro fósil y han podido ser datadas por métodos radiométricos. La escala resume y unifica los resultados del trabajo sobre geología histórica realizado durante varios siglos por naturalistas, geólogos, paleontólogos y otros muchos especialistas. Desde 1974 la elaboración formal de la escala se realiza por la Comisión Internacional de Estratigrafía de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas y los cambios, tras algunos años de estudios y deliberaciones por subcomisiones específicas, han de ser ratificados en congresos mundiales.